SCHUSTER, EL LIDER TRANQUILO


Las asociaciones de empresa familiar de Madrid, Extremadura, Andalucía, Castilla la Mancha y Castilla y León celebramos el IV Encuentro Regional, que ha contado con el patrocinio de Credit Suisse y la colaboración de Cuatrecasas y Aon. El marco no ha podido ser mejor que el estadio Civitas Metropolitano, una de la catedrales del fútbol europeo. Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, realizó la inauguración y se hizo la foto de grupo con los 120 empresarios asistentes.

Uno de los platos fuertes fue la intervención de Bernd Schuster, leyenda rojiblanca que formó parte de aquel gran Atlético de Madrid que ganó, entre otros trofeos, la copa del rey de 1992 con un gol que pasó a la historia por su belleza y su importancia. La sesión fue conducida con maestría por el gran periodista deportivo Roberto Gómez.

Conceptos deportivos aplicables a la empresa

Schuster fue desgranando conceptos y experiencias desde el campo deportivo que bien se pueden aplicar al mundo empresarial. Gestión de equipos, liderazgo, crisis, fracasos, éxitos, esfuerzo, talento…. Toda una delicia escuchar a un futbolista que fue el mejor del mundo en su puesto durante varios años.


Intento resumir el aprendizaje con estos 5 puntos.

1-. Lider tranquilo, jugador y entrenador mundial, ejerció su liderazgo sin aspavientos, sin hablar mucho, pero desde el talento y el ejemplo; perfectamente aplicable a la empresa, puesto que tampoco es necesario que los lideres sean protagonistas hacia fuera, sino que lo que vale es la humildad y la naturalidad desde dentro.


2-. Reconocimiento del liderazgo. Schuster explicaba cómo en ocasiones hay que reconocer cuándo otra persona es mejor y a la que hay que seguir ayudando como equipo hacia la consecución de los éxitos. Así explicó cuando él era la estrella del Barcelona y llegó el mejor futbolista del mundo, Diego Maradona. No le constó ponerse a su lado; eso sí, otras veces sucedía al contrario, no había que ceder el liderazgo a quienes no lo merecían.


3-. Comunicación. Según Schuster, hoy en día el liderazgo exige una comunicación óptima. Lo que apuntó en este asunto es que no significa que comunicar bien sea sinónimo de hablar mucho sino hacerlo adecuadamente en función del momento, situación y las personas a las que te dirige, cuidando cada palabra. Como ejemplo, “nunca he criticado en público a ningún jugador”, sabias palabras para aplicar también en la empresa.


4-. Unidad. Un buen líder no aparta a nadie del equipo. Todos cuentan, aunque sean once los titulares. Schuster explicaba que en la primera reunión como entrenador decía a sus jugadores que “todos vais a jugar”, porque los considera a todos como necesarios. Y, explicado al revés, si no lo haces así, cuando necesites a los que apartas ¿cómo van a estar motivados?; lo mismo sucede en la empresa, todos cuentan, todos suman de una manera u otra. “Sufrir y celebrar todos juntos” subrayó Schuster en su intervención.


5-.Automotivación. En entrenador alemán entiende que los jugadores deben automotivarse de manera personal, con ayuda si es necesario pero desde la propia responsabilidad, algo que me sorprendió ya que hoy en día parece que la motivación debe venir siempre desde la ayuda de otros, desde fuera. A tomar mucha nota.


Un día muy especial, trabajo y corazón, juntos en el Estadio Metropolitano del Atlético de Madrid. Bernd Schuster, el mejor en su puesto. El mejor alemán de Salamanca.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo