El mejor equipo del mundo (desde los 80)




Esta es una propuesta bastante académica porque se han quedado fuera mi elección futbolistas con un talento enorme. Quiero nombrarlos:


PAUL GASCOIGNE. El futbolista menos inglés de todos los tiempos; de Newcastle a White Hart Lane, donde explotó. Las lesiones le impidieron triunfar en la Lazio. Inolvidables aquellas lágrimas en Turín en la semifinal del Mundial del 90. Siempre con el balón en los pies, gran regate en carrera y mucho gol. Gran “Gazza”


CHRIS WADDLE. Otro jugador inglés de los 80. Elegante y vertical, con un centro endiablado. “El mago de Tyneside” triunfó en el Tottenham y le valió fichar por el OM, donde también cuajó grandes temporadas. Un jugador diferente.


PAULO FUTRE. El mejor jugador del mundo en su puesto durante unos años. Aquella temporada con el Oporto y su triunfo en la Champions le dio la opción de fichar por el Atlético de Madrid, donde es una leyenda. El último “regatista”, también tenía gol, como aquel inolvidable al Real Madrid en la fina de cope del 97.


ENZO FRANCESCOLI. “Il Principe” es el mejor jugador uruguayo de la historia. Paraba el balón, paraba el tiempo, mientras la mente corría rápido. Lanzaba las faltas como los ángeles y era un gran asistente. Idolo en River, le lanzó a grandes títulos. Francia (Racing de París y OM) e Italia (Caglari y Torino) disfrutaron de su magia.


MATTEW LETTISIER. “One club man”, rey de Southampton. Dominaba el centro del campo como nadie, golazos de 10 y lanzador de faltas magistral. Pudo haber fichado por cualquier club del mundo, pero su magia continuó para siempre en “the dell”.


GLENN HODDLE. Quiso cambiar el fútbol inglés, a veces incomprendido por lo bien que jugaba.Jugó en los Spurs 12 años donde triunfó. Y recaló en el Monaco donde siguió destacando. Elegante e inteligente, marcó una época.


ZLATAN IBRAHIMOVIC. Puede que haya marcado el gol más bonito que haya visto. Más allá de esta anécdota, Zlatan domina el área y sus alrededores con gran superioridad. Aún activo a los 40 años, gran rematador, hábil en el regate y disparo mortal.


MARCO VAN BASTEN. Fue el primer gran delantero moderno. Enseñó el camino a los siguientes. Dominaba el remate de cabeza y tácticamente era muy bueno, buscando los desmarques y la anticipación. Aquel gol contra Rusia en la final de la Euro 88 es para enmarcar. Con Gullit y Rjkaard en el Milán era imparable.


BERND SCHUSTER. El centrocampista con mayor talento que he conocido. Después de su fugaz paso por el Colonia y ganar el balón de plata, triunfa en el Barcelona. En el Real Madrid juega también a un gran nivel y en Atlético de Madrid continúa su magia. Lanzador de faltas extraordinario, destacó por su visión de juego. Un artista. El gol al Real Madrid en la final de Copa del 97 quedará para el recuerdo de los atléticos.


GIANLUIGGI BUFFON. De gran embergadura, muy difícil de superar. Desde el Parma sio el salto a “la vecchia signora” donde aún continúa. Siempre bien colocado, portento físico, domina el uno contra uno y es imbatible por arriba. Ofrece seguridad a la defensa. Se quedó en la Juve a pesar de bajar a la serie B.


FRANCESCO TOTTI. Otro “one man club”, ídolo en la Roma. Centrocampista ofensivo o delantero, fueros las posiciones en las que destacó. Extremadamente técnico, con gran visión de juego, hacía que los delanteros fueran mejores. Su gran pegada le hizo ser también un gran goleador.


ALESSANDRO DEL PIERO. Magia pura. Del Padova saltó a la Juventus para triunfar. Durante su reinado, lideró a la Juve en una etapa dorada llena de títulos. Especialista en goles xde gran belleza


FERNANDO TORRES. En su etapa del Liverpool estuvo entre los tres mejores jugadores del mundo. Rápido, vertical, goleador. Leyenda en el Atlético de Madrid, su regreso fue histórico. Su despedida, para enmarcar. Pero nunca se fue.


MICHAEL LAUDRUP. El astro danés no jugaba. No era un gran goleador, le gustaba hacer jugar y hacer que otros marcasen. Demostró que se puede jugar con velocidad sin necesidad de correr. Juve, Barca y Madrid le disfrutaron en su apogeo.


RONALDINHO. El astro brasileño tuvo varios años de gloria en el Barcelona. Quizás el mejor futbolista de la primera década del 2000. Paraba el balón y arrancaba con potencia y habilidad dejando a sus defensores atrás. Inolvidable aquella exhibición en el Bernabéu


ROMARIO. Hacía barbaridades en el área. Talento puro para rematar, desmarcarse y libres directos. Marcó muchos goles, en todos los equipos en los que estuvo, trayectoria larga y continuada. Del Vasco da Gama marchó a Europa donde despuntó en el PSV para llegar al Barcelona, donde vivió sus mejores años.

108 visualizaciones6 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo